parque jurásico pelicula

La nueva de Parque Jurásico renueva el idilio con los dinosaurios

Cuando se estira una saga con cuatro secuelas, por ahora, el temor al desgaste es inebitable. Pero parece que Spielberg lo hace otra vez. Vuelve a dar con la clave. Vemos que la última película de la saga Parque Jurásico, ‘Jurassic World: El reino caído‘ (EE.UU. 2018), levanta el vuelo y mejora las últimas entregas. Tanto en calidad como en entretenimiento.

¿Cuáles son las claves de esta nueva entrega de la mayor saga de dinosaurios de la historia del cine?, ¿se esperan aún más secuelas?, ¿qué podemos esperar si vamos al cine a verla? Partiendo de la base de que no siempre llueve a gusto de todos, lo que podemos decir de esta nueva película es que ha mejorado. En su conjunto. ¿En qué aspectos? Guion, ritmo, temática, tramas, acción, profundidad, … Pero vayamos por partes.

La clonación como debate

El tema de fondo vuelve a ser uno de los puntos fuertes. Se vuelve a centrar en un tema controvertido (el tema de fondo que no se debía haber olvidado). Ya no es solo mera acción. Abandonamos las persecuciones y la tensión por el mero hecho de entretener. Por ejemplo, en la tercera entrega, ‘Jurassic Park III (Parque Jurásico III)’ (EE.UU. 2001), el ‘late motiv’ era un rescate. Solo la acción motivaba toda la trama. Recayendo todo el peso en el ritmo, en los giros dramáticos y la capacidad de sorpresa e innovación de la historia (que brillaba por sus carencias). En cambio en ‘Jurassic World: El reino caído’ (EE.UU. 2018) el tema de la clonación vuelve con fuerza. Vemos el debate personal y social en toda la película.

Además se le une el ecologismo y el debate de la intervención política, presente muy de soslayo en las primeras entregas. Ese debate o confrontación de puntos de vista, de jugar a ser Dios, sigue en liza. Tenemos varios momentos cruciales en la trama en los que la espada de Damocles pende sobre todos sus protagonistas que tienen que dirimir desde distintas perspectivas el tema. El director español, J.A. Bayona, intensifica la idea en la película añadiendo calidad al producto resultante.

La acción no es la protagonista

Por ende, la acción pierde su papel protagonista en el film. Pero no descarta su abundante dosis. Vemos que los momentos de acción trepidante no decaen. Gana en dramatismo. Mantiene la tensión y distribuye el ritmo sin necesidad de ver una suma de secuencias vertiginosas como único reclamo. Puede decirse que la justifica.

El guion es el resultado de todo lo anterior. Más contenido en todos sus ingredientes y empacado de forma equilibrada. Al final la aventura y la acción son los géneros que prevalecen. Eso no cambia. Pero ya no hay derroche de efectos especiales por doquier sin ton ni son. Al guardar y distribuírlos mejor, el espectador tiene la sensación de que el resultado final es más redondo. Aún así tenemos todo lo que podríamos esperar de un rescate de dinosaurios.

La clave de los protagonistas

Por último hay que destacar los protagonistas. En la cuarta entrega ‘Jurassic World’ (EE.UU. 2015) Spielberg tomó la decisión correcta de cambiar de actores protagonistas (no le había servido de nada recuperar a Sam Neill como principal en la tercera entrega ‘Jurassic Park III (Parque Jurásico III)’). Un nuevo lavado de cara. Había que atraer público nuevo con estrellas del momento. La jugada le salió bien en ese momento.

En ‘Jurassic World: El reino caído’ Chris Pratt y Bryce Dallas Howard ya juegan con sus roles definidos y además se le añade profundidad (no en demasía todo hay que decirlo, pero la suficiente como para que el bagaje haga más empático el análisis al espectador). Además en la última entrega de la saga J.A. Bayona recupera a grandes figuras de la interpretación para papeles secundarios que le imprime carácter. James Cromwell, Toby Jones, y el eterno e incombustible Jeff Goldblum, que con su particular papel de ‘Pepito Grillo’ o ‘voz de la conciencia mundial’ sigue manteniendo al espectador en vilo.

Para terminar, y para aquellos que quieran tener una buena perspectiva del resultado final de las cinco cintas de Parque Jurásico, dejamos aquí nuestro orden de preferencia. Valorando calidad y entretenimiento siempre en su justa medida. Y, como no, la innovación y espectaculridad no deben de faltar para una buena valoración. Calidad y entretenimiento no deben estar reñidos. Claro ejemplo es esta saga:

Ránking de las mejores películas de Parque Jurásico:

1. ‘Parque Jurásico (Jurassic Park)’ (EE.UU. 1993): Todo un fenómeno. Impactante, rompedora, con poso y con un guion perfecto y equilibrado. Diversión y calidad.

2. ‘Jurassic World: El reino caído’ (EE.UU. 2018): Vuelve a ganar peso la trama inicial, el debate y siempre con la acción como motor. No se pierde en efectos especiales.

3. ‘El mundo perdido: Jurassic Park’ (EE.UU. 1997): Por la vía del medio, en esta entrega la acción es más comedida pero usa al filón Jeff Goldblum como gran reclamo.

4. ‘Jurassic World ‘ (EE.UU. 2015): Aunque se intenta dar espectacularidad a la acción los momentos vertiginosos pueden llegar a hacer que no se centre el espectador. No se empatiza como se debiera con todos los nuevos protagonistas, aunque recupera esencia.

5. ‘Jurassic Park III (Parque Jurásico III)’ (EE.UU. 2001): Sin nada que añadir a la saga. Solo ver a los dinosaurios amedrentar al mundo. Los protagonistas se pierden en una trama insulsa.

No Comments

Post A Comment

Si continúas navegando por este sitio aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar