Múltiple la película

¿Cómo te gusta tener miedo?

El miedo siempre está presente en nuestras vidas. En el cine no puede ser menos. Pero no todos tenemos miedo a las mismas cosas, ni nos dan miedo las mismas cosas. En la variedad está el gusto, y en el cine tenemos un claro ejemplo para analizar qué es lo que te da miedo y hasta qué punto nos gusta tener miedo.
Estas fechas son especialmente prolíficas para las películas de terror, pero más allá del Samaín, del Día de Muertos o Halloween, en la gran pantalla no deja de crecer la opción de pasar un mal rato viendo una película que no nos dejen dormir. La variedad está servida: simple susto, susto con mayúsculas, susto con poso o susto con risas… desde lo más sesudo a lo más liviano, puedes asustarte… eso si, siempre es bueno que nos diga algo ese susto.
Las películas donde el susto es un recurso más y donde no quiere ser el protagonista gana cada día más seguidores. Películas actuales como ‘Múltiple’, ‘Déjame salir’, ‘La invitación’, ‘The gift’, ‘El secreto de Marrowbone’ o las míticas ‘Psicosis’, ‘La semilla del diablo’, ‘Los otros’, ‘El sexto sentido’, ‘El exorcista’ o El resplandor’. son ejemplo de ello. Hay una historia, las interpretaciones son cuidadas y la estética siempre espectacular. Su juego radica en el guion y en la necesidad de una temática que analice, ejemplificado en ese caso concreto, una realidad. En ‘Múltiple’ es esa necesidad de correlación entre un trauma y una personalidad múltiple. En ‘Psicosis’ es esa búsqueda de escape a una subyugación personal en una traumática niñez. ‘The gift’ juega con las dobles apariencias y la necesidad de explicación de nuestras acciones y sus reacciones, mientras que ‘La invitación’ llena de suspense y tensión las distopías de nuestro entorno. Todas explican, con mayor o menor acierto, con mayor o menor susto, una realidad que podemos ver o sentir de forma cercana o próxima y todo con calidad y buen gusto.
También ha lugar en la cartelera para el susto por el susto, para la diversión, sin importarnos que es lo que nos cuenta. ‘Babadook’, ‘No apagues la luz’, ‘Insidious’, ‘La cabaña del bosque’, ‘Expediente Warren’, ‘El exorcismo de Emily Rose’, ‘Stigmata’, ‘El grito’, ‘The ring’, ‘Muñeco diabólico’, … Te puedes divertir y asustar a partes iguales.
Pero no tenemos que olvidarnos también de que hay momentos en los que el susto es protagonista pero con una buena idea. Hay sagas famosas y pequeñas joyas de la banalidad que partían con una idea clara y buena que se fue apagando con el tiempo (al estirar y estirar hace que se rompan). ‘Scream’, ‘Poltergeist, ‘Saw’, ‘REC’, ‘Alien’… no dejan de tener un gran guion y una buena base, y hasta las primeras películas pueden llegar al culto eterno de los cinéfilos, pero sus secuelas empiezan a decaer en naturalidad, frescura, enganche e insolencia.
En resumen se puede ver que la taquilla se llena de esta tipología de películas y que los espectadores acompañan. ‘It’, estrenada recientemente, es líder en recaudación, y parece que nuevos estrenos impactantes llegan para quedarse. Como decía Caroline: ‘ya están aquiiiiiií…’
No Comments

Post A Comment

Si continúas navegando por este sitio aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar