peliculas extra largas

Cuanto más, mejor: selección imprescindible de películas actuales extra largas

Ahora no sirve la excusa de que no tenemos tiempo. O que tenemos cosas que hacer. No. Este confinamiento obligado nos otorga la posibilidad de intentar ver películas extra largas que, por su duración, nos echaban para atrás. No solo es cuestión de tener tiempo. También de mentalizarse.

No es fácil mantener todos nuestros sentidos en la pantalla más de 180 minutos. Pero nadie dijo que no se puedan hacer pausas en el visionado. Ahora no hay excusa. Así que os presento una selección de películas extra largas y actuales para disfrutar con calma. Como es de esperar no me voy a retrotraer a ‘Lo que el viento se llevó’ o a ‘Ben Hur’ (películas que por otro lado ya deberíamos de haber visto todos). Así que prepararos para disfrutar de buen cine… y durante horas.

‘SIERANEVADA’ (RUMANÍA, 2016, 173 MINUTOS)

Una familia se reúne para el funeral del patriarca. Sus allegados revivirán todo lo que los une y ahondarán, aún más si cabe, en sus rencillas y diferencias. Ni el amor que los llevó allí los salvará.

La grandeza de esta película radica en la naturalidad con la que se destripan las relaciones humanas y familiares desde el interior del día a día. Los espectadores somos copartícipes de lo más íntimo de una familia gracias a la genialidad de su distribución espacial. Sublime es el juego de la perspectiva, los planos secuencias y sus imposibles ‘paneos’. La descolocación que sufren muchos de sus personajes, como pollos descabezados en un ambiente y situación extrema, parte de la premisa de que la cámara es un personaje más. La realidad está vivida ‘in situ’. Se busca que seamos nuestros propios ojos. Una traslación alcanzada en un espacio reducido.

La coralidad del reparto hace que la tensión crezca exponencialmente. Todo basado en el choque generacional y una diversidad disfuncional de estratos sociales diferentes que solo comparten la unión cosanguínea. Es un retrato sin cortapisas de los miedos de sus personajes, de sus fobias. Un análisis en profundidad de causas y consecuencias políticas, raciales y religiosas. Es un rompecabezas que no encaja pero se amolda. Un dislate friccionado por la ideología y la política… en resumidas cuentas, un análisis soberbio de la mezcla que somos, de la amalgama en que nos convertimos para generar lo que se llama sociedad.

‘HASTA SIEMPRE, HIJO MIO’ (CHINA, 2019, 176 MINUTOS)

De la pérdida de un hijo es muy difícil recuperarse. El intento de suplantar ese amor hace que crezcan los daños colaterales. Hacer infelices a los demás no es una elección de vida, pero si una forma de sentir.

Con la austeridad por bandera, el tiempo es el único capaz de moldear los sentimientos de unos personajes hoscos y agrestes. Con la acción como única forma de expresarse viven hacia adentro todas las vicisitudes que la vida o el Sino les pone en su sinuosa existencia. El camino es duro y estrecho y el guion muestra de forma pausada y tenue ese devenir serpenteante y quebradizo que el espectador recoge y moldea con pasión. Es una trama real, vivida por cualquier niño y padre. Sus argumentaciones visuales encogen los helados corazones y no dejan indiferente.

La respuesta a cada movimiento de cámara es la espera de una respuesta que el fátum no despliega sin causas ni consecuencias. La abigarrada actuación de sus protagonistas, con sus intrínsecas relaciones tóxicas y fallidas, humanizan y añaden credibilidad. Las acciones encajan como un rompecabezas en la mente del espectador, difícil y lento, pero contundente en su resultado final. Escuchamos y sentimos los susurros que el director imprime en cada plano. Como un canto a la eternidad de nuestras propias vidas, siendo conscientes de que sus elipsis son momentos vividos pero no expresados. El dolor se manifiesta con delicadeza y el guion consigue que acabemos entendiendo la pausada reacción finalista y la visceralidad de antaño. Las dos caras de una vida, o de una moneda. Dolor y drama por las decisiones y la falta de ellas.

‘HIDDEN LIFE’ (EE.UU., 2019, 180 MINUTOS)

Intentar ser coherente con uno mismo. El protagonista no acepta las imposiciones bélicas y morales de las soflamas nazis que lo rodean. Para él, el amor y su familia son lo principal, pero los pone en peligro al seguir siendo fiel a sí mismo. Un debate moral que pocos seríamos capaces de ganar.

Cada bello e inspirador plano nos sumerge en la dubitativa presencia de sus protagonistas que intentan, desde la coherencia, vivir sus sentimientos con toda la fuerza que les dejan las circunstancias que los rodean. Mantener una forma de pensar y vivir, de sentir y razonar, de expresar y compartir lleva al límite cada palabra y acción que sufre en cada secuencia, gesto y mirada… Cada plano se entromete, de forma caleidoscópica, en el sentimiento puro y duro del protagonista. Esa sencillez expresiva, esa intensidad de color y cada panorámica, amplia y abierta, contrasta con los obstáculos vividos, desde la cerrazón imperante, por el protagonista.

La imagen está al servicio del guion, instruyendo al espectador en una forma de pensar que conlleva esa evolución del sentir desde la libertad hasta la imposibilidad de vivir. La contención de las interpretaciones agrandan más el paisaje, que funciona como acaparador de los sentimientos. Siempre en tensión y sin la tranquilidad requerida.

‘OBRA SIN AUTOR’ (ALEMANIA, 2018, 188 MINUTOS)

Encontró el amor de su vida, pero alguien se interpone para lograr mantener a su amada a su lado: el padre de ella. Pero el destino tiene interesantes sorpresas. La vida del protagonista y el padre de su novia ya estaba más que unidas desde hacía años. La venganza no siempre es la mejor salida ¿o sí?

Es una vida como ejemplo de pensamiento. Es una historia de lo que queremos llegar a ser. Desde lo más tierno hasta lo más doloroso. El destino los une desde los sentimientos. Se nos lleva a la implicación moral de la finalidad. Un choque de formalidades a través de su protagonista, que busca el amor donde no debe encontrarlo. Y lucha con las reglas de una situación de la que es parte. No veremos una justificación de un tema trillado. Vemos una nueva visión de las pequeñas historias que conforman una realidad que debemos olvidar como sociedad. Es sentimental y astuta en sus planteamientos. Aceptando la división inicial del bien y el mal entramos en el juego de espejos de una venganza moral. Siendo entendido como una explicación de lo racional.

‘EL PERAL SALVAJE’ (TURQUÍA, 2018, 188 MINUTOS)

El camino hacia la madurez es un proceso muy difícil y más difícil es superarlo con éxito. Tras acabar los estudios en la gran ciudad, el protagonista vuelve a su pequeña aldea intentando buscar un trabajo… al menos intentarlo. Los principios sociales, políticos y religiosos que lo rodean se lo pondrá difícil.

Asistimos de forma sublime a una epopeya de pensamientos expresados en todos los formatos posibles. Una cinta que si logras meterte en su contundente idiosincrasia logrará introducir todos los vicios, virtudes y miedos de una generación en choque frontal con la sociedad que le ha tocado vivir. Su protagonista asiste en solo unos días, pero de gran calado personal, a ese momento de forja de carácter con el que tendrá que lidiar frente a las decisiones que marcarán su futuro. La actitud y aptitud del personaje se cimienta en la expresividad de sus palabras y actos y en cómo de resolutivo puede llegar a ser.

Todos es analizado y puesto en la palestra por el director. Todos los estamentos sociales, económicos y culturales en eterna disyuntiva y confrontación. A través de la vida del protagonista, asistimos a una magistral secuenciación de lo que se comprende como mundo social. Todos esos factores que la integran y analizando sus relaciones más puras. Un guion basado en la palabra y una bella fotografía llena de sutiles momentos de preciosismo impactante. Asistimos a una de cal y otra de arena en una trama pausada pero con contenido. Hay que ir preparado, pero resulta un caramelo difícil de resistir. Familia, religión, feminismo, política… todo tema es tratado desde la palabra y desde el realismo más crudo de una Turquía actual.

‘WINTER SLEEP’ (TURQUÍA, 2014, 197 MINUTOS)

Lo que el invierno trae a veces es un refugio en el que esconderse. El protagonista, acompañado de su mujer y su hermana, se ve cada vez más lejos de las personas que ama y se rodea. Hay relaciones que ya pueden estar sentenciadas desde hace tiempo.

La densidad argumental expresada de forma sublime en cada diálogo minuciosamente escrito ahonda en la sensación de realismo en cada fotograma. El guión se fundamenta en el choque dialéctico entre los tres pilares interpretativos de la historia: la crudeza del enfrentamiento entre hermanos, el dolor de la confrontación entre la pareja y la rabia contenida entre las cuñadas. Reflejo de un guión basado en el poder de la oralidad de la palabra. Su devenir, su fácil discurrir al emitirse en su contexto exacto, hace de la palabra la mejor arma de destrucción interpersonal. Y esconde tras de si toda la carga argumental de unas historias y vidas reflejadas en cada sonido emitido. Ese fino hilar de recreación de los personajes a partir de sus conversaciones impulsa al espectador a dejar de creer lo que ve, para intentar formarse una idea antitética o paradójica de lo que en verdad es. La fotografía empatiza con la trama, enfriando su visión, blanqueando su alma, un juego de frío-dolor que asalta al espectador.

‘EL IRLANDÉS’ (EE.UU., 2019, 210 MINUTOS)

A través de un viaje en carretera hacia una boda, asistimos a una fiel representación del poder de la mafia americana de los últimos años. Un juego de luchas, amores imposibles y fidelidades resquebrajadas que destapan el lado más humano y cruel de lo que significa tenerlo todo y no saberlo.

Es una oda al cine. Un canto crepuscular que pone de manifiesto todo lo que la madurez sentimental es capaz de analizar. La fuerza e ímpetu de la juventud. Las ansias y ganas de poder de la madurez. La necesidad de amor y perdón de la vejez. el viaje de la vida es más que un viaje temporal. Es un viaje de aceptación que el director logra plasmar y superponer en varios planos y tempos. El fin no es la última parada. Pero el final nos da las fuerzas suficientes como para entender en profundidad lo que nos rodea. Magistralmente rodada, cada plano está cargado de sentimiento. Cada secuencia es un análisis temático y viual de sus aportaciones al cine. Una profundidad temática que va más allá de cine de mafiosos. Es un compendio de s

‘AN ELEPHANT SITTING STILL’ (238 MINUTOS)

Un joven se enfrenta al matón del colegio por un amigo. Este acto es el detonante de una espiral de dolor y melancolía, que hace que todos los que le rodean entiendan qué clase de vida tienen.

Un grito de dolor. Una llamada de auxilio. Una obra magna de expresividad sobre la melancolía como forma de ser. De cómo expresar toda la carga sentimental de unos personajes pertrechados en la negatividad más absoluta. Un camino hacia la aceptación de un destino oscuro. Un destino que lleva el dolor como acompañante. Que acepta la situación en la que está inmerso.

El guion entrelaza de forma magistral varios personajes llenos de aflicción y tristeza. Desencajados en un rompecabezas en el que no asientan. Las circunstancias son las que los colocan donde no deberían estar. Y además es el punto de partida hacia la desgracia. Hacia el nihilismo espiritual. La aceptación de sus caminos hacen que logren perdonarse para dejar de vivir. El escape como meta es el final de sus pedregosos sentimientos. Estos personajes logran conectar al entender que viven el mismo sufrimiento y aceptan la carga que se les ha impuesto. Estos personajes dejan de vivir tras haberlo vivido todo. Dura, triste e hipnótica. Cada plano, juego de luces y sombras añade más valor a la situación de sus protagonistas.

Sin comentarios

Publica un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continúas navegando por este sitio aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar