comedias Mi obra maestra

Cine y humor: comedias para todos los gustos

No hay una fórmula universal para divertir. Pero si buscamos pasarlo bien aquí tenemos comedias para todos los gustos.

Todos sabemos que el humor es algo muy subjetivo. Y que lo que a uno le hace gracia a otro ni le chista. Es difícil agradar a todos. Pero nos riamos o no, hay comedias que gustan a la mayoría de los espectadores. No hay una fórmula mágica. No hay un humor universal. Pero casi todo puede llegar a ser comedia.

En estos tiempos en los que el humor brilla por su ausencia en el día a día hay que decirlo bien claro: cualquier tema es bueno para hacer comedias. Sin ir más lejos Laura Linney nos tocó la fibra más sensible con ‘The Big C’ (EE.UU., 2010)… Y tratando nada más y nada menos que el tema del cáncer. No. No es un tema para reírse. Los guionistas sabían qué podía ser asunto de risa y cual no. Lloramos a mansalva con Cathy Jamison. Pero nos reímos aún más con sus idas y venidas. Con su forma de tratar la enfermedad. En cómo enfrentarse a ella. La comedia ayuda a entender muchas situaciones y a empatizar. Hablamos de un tratamiento correcto, limpio y cómico a la vez.

Intentar hacer una lista de películas que gusten y hagan reír a todos por igual es casi imposible. Lo que intentaremos aquí es buscar diferentes tipos de humor que, en mayor o menor medida, nos guste. Y además con películas más o menos actuales o que no envejeciesen en su conjunto. Aquí encontraréis humor para todos los gustos.

La trilogía del «cornetto»

Empezaremos por un clásico moderno. El humor británico es especial. La llamada ‘flema’ puede llegar a ser demasiado elitista en su entendimiento. Hay dos películas de la llamada ‘Trilogía del Cornetto’ que no defraudarán. ‘Zombies party’ (Reino Unido, 2004) y ‘Arma fatal’ (Reino Unido, 2007). Estas dos cintas tienen muchos ingredientes en común. Edgar Wright dirige a una pareja con química: Simon Pegg y Nick Frost. Pero lo más auténtico es la forma con que hace humor de una realidad ficcionada pero creíble.

En ‘Zombies party’ los protagonistas intentan sobrevivir a un posible apocalipsis zombie. Sus intentos de no morir chocan de frente con su disfuncionalidad social. Mientras que en ‘Arma fatal’ sus protagonistas se enfrentan a la excelencia en el trabajo. Cómo un policía bien capacitado se enfrenta a la ‘vida tranquila’ de un pueblecito perdido de la Inglaterra interior. Sus tramas absurdas. Sus personajes realistas. Sus vivencias veristas. Todo nos puede pasar, pero nada sale bien. Siempre con humor ante la adversidad.

El toque argentino

Desde Argentina Gastón Duprat está actualizando el humor con su propio toque. Un humor que encierra una profunda crítica a irrisorias situaciones de la vida moderna. Situaciones que hemos normalizado. Pero que desde la distancia son caricaturescas. ‘Mi obra maestra’ (Argentina, 2018) nos enseña, desde la barrera, las dos caras de la hipocresía cultural. El mundo del arte y el marchante enrevesado para poder ejemplificar los límites de lo verdadero y lo falso. Una realidad muy estandarizada. Y con un guion tan bien llevado que la carcajada saldrá sola.

Dos años antes Duprat nos deleitaba con ‘El ciudadano ilustre’ (Argentina, 2016). Era un baño de humildad para el mundo de las letras. ¿O un espejo que refleja la falta de modestia de las élites culturales? Puede que también un choque con la realidad de la forma más cómica posible (un zasca en toda regla).

Si hablamos de películas actuales de humor argentino no pude faltar ‘Relatos salvajes’ (Argentina, 2014). Es un humor bestia. Un humor osco. Seis situaciones cotidianas llevadas al límite. Cuando todo puede salir mal, aquí sale peor. Tiene gracia, pero también impacto visual. Se puede llamar un humor bárbaro. Pero muy bien pensado. Pone el punto de atención sobre la violencia que nos rodea y que ya vemos como normal.

La animación no se queda atrás

Si buscamos en nuestra memoria un referente de comedia y animación tendremos varios ejemplos. Destaca sobre todo ‘Del revés’ (EE.UU., 2015). Una película con poso. Con situaciones graciosas. Pero con un claro poder de enseñanza. Habla de la aceptación de los sentimientos. Una llamada para entender nuestra mente y lo que sucede en ella. Un análisis cómico pero intenso de las reacciones y relaciones familiares.

Si buscamos un humor ácido. Un humor con picardía, ahí está ‘Isla de perros’ (EE.UU., 2018). Wes Anderson nos deleita no solo con calidad en su trazado. Si no con un guion excelente de análisis y enredo. Lo mejor son sus diálogos. Cada comentario es apostillado. Con gracejo y agudeza. Con culta jocosidad. Una trama diferente e intensa y con esa bilis en sus diálogos que tiene en el ingenio su mayor virtud.

No podría faltar la franquicia de la ‘La lego película’ (Australia, 2014). Sus personajes y tramas tienen en la ironía su forma de actuar. Pero para más inri con trasfondo. No hay que olvidarse de ‘Batman. La lego película’ (EE.UU., 2018). Su gran baza es la sátira y la ironía con el tratamiento a sus personajes. Una terrenalización de sus héroes. Humanizando las deidades de nuestra infancia. Hacer que no todo sea positivismo.

No podía faltar aquí ‘Spider-Man: Un nuevo universo’ (EE.UU., 2018). Esta nueva entrega del superhéroe arácnido no bebe solo de la ironía en sus diálogos. Aquí llega una nueva dimensión del personaje. Además con vertijinosa acción. Su naturalidad en el trazado de los dibujos no abruman tanto como la ironía de su realidad. Una ironía que impacta por su crudeza. Reírse de uno mismo. del personaje y de sus situaciones. Un humor inteligente y que agrada.

Comedias para reírse de uno mismo

‘Deadpool’ es la franquicia más idónea para enseñar a reírse de uno mismo. Además es obscena, bruta y simple. Pero no simplista. Un claro ejemplo de que a veces lo llano es también gracioso. Los artificios a veces sobran. Aquí la desmitificación del héroe engancha, aunque solo sea por su actitud vital.

Otra forma de reírse de uno mismo y de los que lo rodean es ‘Nuestro último verano en Escocia’ (Reino Unido, 2014). Más que de uno mismo de nuestra situación sentimental y familiar. Lo que puede salir mal en esta familia, empeora. La inocencia de sus personajes más pequeños topa de frente con la austera mentalidad adulta. Todo ello llevará a situaciones increíbles, mezcla de vergüenza ajena y humor trasgresor. Pero con todo, la actitud es la mejor forma de llevarlo todo. Una forma de enseñarnos que con humor todo va mejor.

La comedia romántica no puede faltar

Las comedias románticas han funcionado desde hace años. Con mayor o menor calidad siempre nos han acompañado. Quien no haya disfrutado con ‘Love Actually’ (Reino Unido, 2013) no tiene corazón. Lo tiene todo: Ironía. Diversión. Romance y chispa. Hay situaciones que seguirán en nuestro imaginario común durante años. Esa escena del pulpo en el coche con Hugh Grant y Martine McCutcheon. (Todas las escenas de Hugh Grant en general). Esos diálogos a varios idiomas entre Colin Firth y Sienna Guillory. La agreste actitud e ironía de Bill Nighy con los más jóvenes. Eses disparatados momentos de Kris Marshall en Estados Unidos… O la rocambolesca situación de Martin Freeman y Joanna Page… Y todo regado con la crudeza e impactante fuerza del amor. En todas sus vertientes.

Si buscamos otra comedia romántica más actual nos viene a la mente ‘La gran enfermedad del amor’ (EE.UU., 2017). A veces conocer a la persona amada es una lotería. Y que las circunstancias no sean las mejores pues tira al traste todo lo bueno que podría tener. Pero si añadimos a la familia… ahí se complica la cosa. Comedia de enredos. De aceptación del momento y de intrincadas situaciones que buscan enseñar que el humor es una forma de vida.

No quería dejar pasar el momento de recordar ‘Yo, él y Raquel’ (EE.UU., 2015). Esa película que deslumbró en el Festival de Sundance y que nos arrebató el corazón. Una trama intensa. Un guion exquisito y mucho humor para enfrentarse a las duras vicisitudes de la vida. te reirás… pero te emocionarás.

El humor francés

Olivier Nakache y Eric Toledano también han creado su humor particular. Sus comedias tiene la naturalidad de lo próximo y la ‘ironía francesa’ (¿se podría llamar así?). Su gran éxito se lo dio ‘Intocable’ (Francia, 2011). Un canto a la supervivencia desde las peores situaciones. Pero además, si te gustó esta película no te puedes perder ‘Samba’ (Francia, 2014) o ‘C’est la vie’ (Francia, 2017). Con la primera siguen explorando las situaciones más cómicas siempre desde el lado menos gracioso del día a día. Desde el estamento social menos favorecido. La segunda busca más el enredo y las situaciones cómicas surgidas en el trabajo. Todas tiene gancho. No superarán a ‘Intocable’ pero son divertidas y diversas.

‘La familia Bélier’ (Francia, 2016) logra tratar un tema espinoso con tacto, humor y sensibilidad. Dándole la vuelta a la realidad como punto de partida. Así su director logra convencer desde el otro lado. Un humor para toda la familia, con enredos e ironías que se agradecen.

Rudi Rosenberg logra también con ‘El novato’ (Francia, 2015) divertir de la forma más elegante posible. La picardía de sus actores y personajes hacen que la cinta rezume humor y gracia. Y además con mensaje de fondo. Todo ayudado por las carcajadas de sus situaciones y de sus entrañables personajes. Recomendable para toda la familia.

Marca España

Por último guardaba el humor más cercano. No vamos a retrotraernos a Paco Martínez Soria o a Fernando Esteso y Mariano Ozores. Si no a un humor más contemporáneo. Limpiemos nuestra mente del manido epíteto malintencionado de ‘españolada’. Y si buscamos. Ahí en la cartelera hemos tenido grandes películas. Grandes comedias.

Paco León nos deleitó con ‘Kiki, el amor se hace’ (España, 2016) con un compendio de humor variado y con estilo. Un humor diverso, heterogéneo, con profundidad en el análisis pero con envite para el espectador. Tenemos la risa fácil. La risa estupefacta. Pero también la risa comedida. Sus personajes son ironía en su conjunto y sarcasmo en su individualidad. Además, el tema y las tramas enganchan por su heterogénea visión del humor.

Con ‘Ocho apellidos vascos’ (España, 2014) Emilio Martínez-Lázaro nos enseñó a reírnos de nosotros mismos. Un juego de aceptación para poder respetarnos. No se busca un humor elitista. Pero todo lo que nos hace reír hace que nos conozcamos a nosotros mismos como comunidad. Lo mismo puede pasar con ‘Fe de etarras’ (España, 2017). Javier Cámara deja volar su vis cómica al reírse de un tema crudo. Pero de forma limpia. Lo que ‘Derry girls’ (Reino Unido, 2017) hace pero con más impacto. Esta serie y estas películas nos enseña que desde el respeto todo puede llegar a ser comedia.

Y más Marca España…

No nos podemos olvidar de la sensación del año pasado. ‘Campeones’ (España, 2018) nos reconcilió con el buen humor. Con la gracia bien hecha. Con la risa de calidad. Con poso y fondo. Un humor intenso pero que comunica. No cualquier guion aguantaría situaciones tan sensibles. Aquí lograron el equilibrio perfecto.

Álex de la Iglesia es de esos directores que imprime su toque en sus películas. Por el resultado se conocen. No es un humor universal, pero hay films más llevaderos por el gran público que otros. ‘El bar’ (España, 2017) es una de las más digeribles. Sus impactantes e irrisorias situaciones, mezcla de costumbrismo e irracionalidad, gustarán.

Siempre se rodea de buenos actores que imprimen carácter a sus personajes. ‘Perfectos desconocidos’ (España, 2017) puede ser más digerible por su temática actual. El espectador empatizará con sus personajes. Y sus enrevesadas situaciones no dejará de sorprender. Un humor más ácido, pero igual de interesante. ‘Las brujas de Zugarramurdi’ (España, 2013) tiene un comienzo que hará las delicias de los que necesiten reírse sin pensar. Y unos personajes ya de por si irrisorios. El final puede aguar la fiesta a más de uno, pero no deja de ser intensa y alegre.

Son solo recomendaciones. Pero recomendaciones con calidad y diversidad. No serán todas comedias del agrado de todos. Pero sin duda alguna os gustará. ¿Qué tipo de humor os va más?…

No Comments

Post A Comment

Si continúas navegando por este sitio aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar