A Silent Voice, cine de animación

Animación: más allá de los cuentos de hadas

Hablar de cine de animación ya no es hablar de cine menor ni de cine para niños. Es un género diversificado y complejo que sorprende a todas las edades.

Hablar de cine de animación es hablar de madurez. Madurez con doble intencionalidad. Ya no solo de plenitud, calidad o profundidad, sino también del público al que se dirige. Pero aún hay gente anclada en ideas arcaicas. Un académico de los Óscar explicó cuál es su método de votación en el apartado de ‘Mejor Película de Animación’. Declaró que vio las cinco candidatas con sus hijos menores de 10 años. Y aquella película que los entretenía o los mantenía más ocupados, para él, era la elegida. Una actitud que se puede entender como afrenta directa a quien ama el cine, en todas sus vertientes. Sobre todo para quien busca la calidad en las cintas candidatas. Pero es una explicación muy lúcida de por qué, por ejemplo, ‘El bebé jefazo’ estaba nominada este año.

¿Qué pasa con el cine de animación que sigue siendo considerado un género menor? Los dibujos animados siempre se asociaron a los más pequeños. El manga, a pesar de ser un género para los no tan niños, logra abrir mentalidades, pero no tiene una aceptación homogénea en todo el público. El debate existió hace tiempo y parece que aún da coletazos. Un dato: no fue hasta el 2001 que los Óscar entregan el premio a la ‘Mejor Película de Animación’.

Pero en nuestras carteleras y en nuestros servicios de VOD tenemos casos muy variados de cine de animación. Esta semana hay claros ejemplos para los más pequeños de la casa de este género. ‘Peter Rabbbit’, ‘El reino de las ranas’, ‘Misión en el Ártico’, ‘El hijo de Bigfoot’. La cartelera en Semana Santa se llena de títulos para niños, casi tanto como con cintas de la vida de Cristo (‘María Magdalena’ y ‘Pablo, el apóstol de Cristo’). Pero, ¿solo hay en cartelera animación para niños? No.

La animación después de los 12

No vamos a hablar de cine de animación para los más pequeños. Vamos a hablar de una cinta que trata el tema del ‘bullying’ abiertamente. Sobre las consecuencias para los acosados, pero también para los acosadores. Una cinta que trata el acoso a una niña con discapacidad. Una niña sorda que intenta abrirse paso en la adolescencia. Una joven que tiene que dejar el colegio por las secuelas físicas de los daños recibidos por sus acosadores. ‘A Silent Voice‘. Una película de animación. Una película que trata un tema espinoso, muy sensible y con una apertura de miras fascinante. Una cinta que utiliza el preciosismo de la animación para añadir valor a una historia traumática. Una vida de superación y remordimientos que es capaz de transmitir y emocionar con el dibujo como continente, pero ensalzando el contenido.

La animación toca temas para adultos. Ya no hablamos de temas para ‘mayores de 18 años’. Sino temas universales, con múltiples interpretaciones y llenos de principios y valores. De planos interpretativos y de temas complejos. Denuncia de situaciones y problemas que focalizan nuestra mirada y ayudan a comprender lo dramático de nuestro contorno. ‘A Silent Voice’ no es un caso aislado. Hay películas de animación que enaltecen y exaltan el género con su temática y tratamiento. Añadimos unos casos imprescindibles de los últimos años, aparte de ‘A Silent Voice’.

El recuerdo de Marnie

El goce visual no está reñido con el tratamiento de cuestiones delicadas. Si ya es raro que una película toque el tema de la depresión y el suicidio infantil, más raro es que sea de dibujos animados. Una película para niños que hace entender a los mayores la realidad. Su realidad. El responsable solo podía ser el estudio Ghibli. La película es capaz de mezclar el preciosismo visual, la estética cuidada y poética con un guion lleno de metáforas y símiles que trasgreden y hieren el alma.

Your Name

Con una mezcla de realismo y fantasía a partes iguales vemos que el ‘Sino’ se cruza en la vida de los adolescentes protaonistas. Tan analizable y adorable que sus planos interpretativos pueden dar visiones muy variables de sus situaciones. Códigos que pueden empatizar con el adolescente más repelente y con el adulto más tedioso. Estremecedora en su sencillez temática. Compleja en su proceder. Palpita, sacude y agita los sentimientos.

Ma vie de Courgette

No es posible que la desgraciada vida de un niño al que le muere su madre alcohólica tenga tintes graciosos y positivos. Ese niño es Courgette y tiene toda una vida de resarcimiento tras perder la infancia por una muerte inesperada. Y en la que puede estar involucrado. La crudeza es arrebatadora. Analizar toda la información que da la cinta es casi imposible, de procesar y de asumir. Solo la mirada de la inocencia salvará al espectador. Increíble e imprescindible.

La tortuga roja

La imagen como construcción del todo. Un bello diálogo sin palabras que forma la parábola más itensa del devenir de la existencia humana. La soledad y el amor en estado puro. Su falta de diálogos la convierte en el claro referente de la animación visual.

Ver una de estas películas es un goce. Abran la mente y sumérjanse en la animación, pequeños y mayores.

No Comments

Post A Comment

Si continúas navegando por este sitio aceptas nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar