barbara lennie

Bárbara Lennie is the new black

La omnipresencia de Bárbara Lennie en la cartelera nos recuerda que es una imprescindible en los cines esta temporada.

No pasa una semana sin que la veamos en la gran pantalla. Una persona cinéfila la tendrá hasta en la sopa. Los que tengan humor dirán que es la equivalente femenina a Antonio de la Torre en la cartelera española. ‘Petra’, ‘El reino’, ‘Todos lo saben’, ‘La enfermedad del domingo’ son sus estrenos en el año que acaba de terminar. ‘Oro’, ‘El incidente’ (serie) y ‘Una especie de familia’ el año anterior. ‘María y los demás’, ‘Contratiempo’ y ‘Las furias’ en 2016.

Desde que muchos la descubrieron por ‘Magical Girl’, Bárbara Lennie no dejó de trabajar. A pesar de que ya tenía un sinfín de pepeles en películas anteriormente. Y buenos papeles en cintas con renombre, como ‘La piel que habito’, ‘Las 13 rosas’, ‘Obaba’… Y con tan solo 34 años.

La evolución en sus trabajos es evidente y, buscado o no, el drama parece ser el género que mejor le sienta. Y que más alegrías nos reporta a los espectadores. No es un fenómeno que solo acontece en nuestro panorama cinematográfico. Muchos son los profesionales que cuando cogen renombre no dejan de ser llamados para actuar. Claros ejemplos son Jennifer Lawrence, que hasta hace dos años presentaba una media de cuatro películas por año. Y lo llamativo es que siempre recibía nominaciones y, muy a nuestro pesar, hasta una estatuilla en los Óscar. O Hillary Swank (que también tiene dos estatuillas). El problema puede surgir cuando no se sabe gestionar esa sobreexposición en la cartelera. No cansar al espectador o no encasillarse. Unos aprovechan la situación y otros son más exquisitos en sus elecciones. ¿La mejor fórmula? No está escrita.

Si analizamos el caso de Bárbara Lennie, es llamativa la calidad de sus personajes. De sus cuatro últimas películas. Decir que ninguna es baladí ni desdeñable. Son imprescindibles ya en su filmografía y dan y darán que hablar en la temporada de premios.

Petra

Esta película se cimenta en un choque de personajes: La protagonista, Petra, interpretada por Bárbara Lennie, que se enfrenta a uno de esos personajes que pasarán a los annales cinematográficos por su retorcida y maquiavélica personalidad, Jaume, Àlex Brendemühl. La explosión y la lucha encarnizada, fria y tortuosa, araña en el interior de los espectadores hasta impactarlos de forma permanente. El trabajo de Bárbara y Álex acrecienta la tensión y la desesperanza. Un órdago a la descripción de esas personalidades que atrapan hasta arrasar con todos los que lo rodean, ni el escape preventivo puede poner a salvo a nadie. De momento ya le valió una nominación para los Premios Europeos de Cine a Bárbara Lennie como mejor actriz.

Todos lo saben

Su papel es imprescindible. Da el contrapunto al protagonista masculino, a Javier Bardem. Personifica la distancia, el raciocinio a situaciones que muchas veces son movidas por sentimientos, con difícil explicación. Ella sufre en su papel las consecuencias. Y su personaje va en paralelo al de Penélope Cruz, pero en sentido opuesto. Se trata de un maremagnum de sensaciones que agranan la película al poner el grtano que falta a los sentimientos vividos en las tramas. A veces la razón se muere delante de la pasión, y ahí está Bárbara.

El reino

A su personaje se le asigna una función primordial. La actriz se convierte en periodista que pone contra las cuerdas a un esquivo y corrupto Antonio de la Torre (paradojas de la vida). Su intensidad interpretativa y su audacia marca un nuevo registro en su carrera como actriz. Ambos actores se marcan una escena tan cortante que hará las delicias de sus fanes. Intensa y con gancho su actuación tiene el mismo ritmo que la cinta de Sorogoyen.

La enfermedad del domingo

Puede ser una película incomprendida. Y es que es posible que los tapujos preestablecidos de una persona con juicio puedan más que la teoría de su protagonista. O tambiçen puede ser que nuestra mentalidad nos juegue malas pasadas. Pero si logramos comprender la relación entre sus protagonistas y todo lo que las rodea podemos dar con unos personajes increíbles. Bárbara añade ese punto frio, calculador, racional. y lo hace justo en los momentos en que menos se les espera.

Si no las has visto, ¿a qué esperas? No dejes que te las cuenten. Míralas sin prejuicios y hazte tu propia opinión sobre la chica de moda de la cartelera.

No Comments

Post A Comment